Por las víctimas de tráfico ¡Ponle freno

El 26 de octubre de 2005 la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 60/5 proclamó el tercer domingo de noviembre Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico.                                                  

 

                                          MACHISMO VIARIO ¡BASTA YA¡

     Ocho años han pasado desde aquel 7 de Febrero de 2000 en que un error humano en una red viaria castellano-manchega, segó la vida de quien a mí había contribuido a dármela.
    

     Un año más tarde y en estas mismas páginas siempre abiertas de El Día recordaba el hecho no con el fin de regodearme en mi dolor sino para denunciar públicamente algo que todos cometemos-los “fallos humanos”- pretendiendo con ello llamar la atención de todas las personas conductoras a fin de extremar la precaución por nuestra propia vida, sí, pero igualmente por esas vidas ajenas que, como la de mi padre, acabó por una imprudencia ajena. Involuntaria quizá sí, pero mortal también lo fue para ambos.
    

     Han pasado los años y el recuerdo hacia quienes ya no están es la forma de mantenerlos vivos. Por mucho que todavía los queramos, poco más podemos hacer por ellos. Sí por quienes estamos vivas y no deseamos correr igual suerte aún cuando tantas veces sigamos siendo víctimas de ese machismo viario que, por supuesto, no es exclusivo del conductor ni convierte en genérico verdugo al hombre.
     Me refiero al machismo viario como la fuerza bruta, la violencia ejercida por los seres humanos-hombres o mujeres-que desprecian normas, circunstancias y, desde luego, vidas todo con el estúpido afán de demostrar una fuerza al volante, quizá porque, inseguros y acomplejados, es la única que creen tener. Ahí su mayor error.
He de confesar que con no poco esfuerzo, por fin pude superar mi trauma y volver a pasar por aquel punto-el cruce de la carretera que circunvala Villarrobledo con la que conduce a Minaya-pero confieso también y, ante todo, denuncio firme e indignada, el miedo que me invade no por el recuerdo pasado sino por la realidad presente de conductores machistas- en su mayoría camioneros-que haciendo caso omiso del límite de velocidad señalado, lejos de respetarlo, me agreden.

     Sí,me agreden, con cambios de luces, pitadas e incluso peligrosas aproximaciones a mi propio vehículo sin ningún tipo de distancia de seguridad. ¿No es esto igualmente violencia machista?
     Me han dicho que,lamentablemente, este mismo punto kilométrico se ha vuelto a teñir mortalmente de sangre en repetidas y posteriores ocasiones.¿ Por qué no preguntarse por todas las causas? ¿Por qué no un mayor y mejor rigor de las Administraciones competentes no sólo a la hora de recaudar sino también de proteger, de prevenir? ¿Por qué no una mayor y mejor educación de o para la ciudadanía, que lo mismo me da la forma si el fondo es lograr una ciudadanía más responsable, más respetuosa, más humana? ¿Por qué personas como yo, más débiles-sólo aparentemente-hemos de sufrir la machista chulería, la prepotencia de quienes no tienen más razón ni mejor fuerza que la bruta? ¿Por qué hablamos de “víctimas de la carretera” cuando hay que decir del “machismo viario”.La carretera no mata, como no matan los coches. Matamos las personas cuando imponemos nuestra fuerza y no respetamos normas incluso, hoy parece macabro “hobby”, compitiendo por una mayor velocidad o una mayor infracción.
     En estos últimos tres meses dos veces he sido yo misma la víctima aunque afortunadamente sin consecuencias más allá de las que un taller pueda subsanar. La primera, de forma muy similar a la que mató a mi padre de lo cual, por cierto, se mofó la machista señora copiloto cuando yo, y para tranquilizarla, hice alusión a ello. La segunda, incluso mi vehículo estaba detenido ante un semáforo pero no importó para que el machista conductor de turno que invadió mi propio espacio, me increpara con un “Por qué no miras por dónde vas”. En ambas ocasiones, y aunque ellos y sus acompañantes hicieran uso y abuso de toda su fuerza…bruta y verbal, la irresponsabilidad de las colisiones fue suya.
     Mañana yo misma puedo ser la irresponsable, por supuesto. Puedo incurrir,como humana, en ese error que sí deseo no tenga mayores consecuencias que una mera reparación.
     Hoy no quiero que otras personas sean víctimas directas o indirectas de la irresponsabilidad, del machismo de quienes siempre tienen la razón.

     Mi padre también la tenía cuando transitaba, feliz, camino de su pasión: el reclamo. Nunca llegó.

                                                                  Paz Risueño Villanueva( “El Día de Cuenca” 5-2-2008)
      ****************************

     Artículo escrito hace 4 años y que,sin embargo,sigue teniendo permanente vigencia.

     Mucho más si,con él, trato de compartir la motivación que me ha llevado a participar en la IV Carrera Ponle Freno celebrada en Madrid el pasado 25 de noviembre de 2012.

     Evento que ,aún promovido por marcas comerciales vinculadas al mundo de la comunicación u otros ámbitos ,no puede negársele un valor indudable  social.

     Valor social de una campaña,Ponle Freno,que permanentemente desde hace casi un lustro pretende poner freno a la sangría humana que supone esa violencia que años tras año sigue sumando involuntarios miembros a ese largo y triste listado de víctimas de la irresponsabilidad viaria.

    Irresponsabilidad de todos.Por supuesto de conductores que,todos, cometemos errores humanos con resultados tantas veces humanamente irreparables.Irresponsabilidad igualmente de quienes,responsables de  redes,normas y control viario, siguen mirando para otro lado y preocupándose mucho más de sancionar para recaudar que de gestionar para salvar.

    Cada vez somos muchos más y mucho más conscientes de nuestra corresponsabilidad y aquí la prueba:PONLE FRENO.

     Como  carrera se ha convertido en símbolo de unión de una sociedad civil-empresarios y ciudadanos de a pie- que creemos en su lema “No te pares.Hoy correr salva vidas” y así lo han demostrado casi 15.000 personas en la pasada edición cuya participación supondrá un buen empujón al proyecto de Investigación con células madre para la curación de lesiones medulares, emprendido desde el Hospital Puerta de Hierro,de Majadahonda.

     Dos motivos-recordar a las víctimas mortales y colaborar con la curación de quienes la pueden lograr-que me han llevado a sumarme voluntariamente a esta iniciativa.

     Actividad que me ha dado la oportunidad de compartir vitales sensaciones. Jovialidad y veteranía, que ambas han representado mis compañeras Cristina y Yamilet, ambas expertas voluntarias de quienes todo he aprendido en las tareas de guardarropía-o mejor,guardamochilas-pero mucho más de su calidez humana que ha superado con creces la natural gelidez de una temprana mañana otoñal en pleno Retiro madrileño.Amable ternura, la de Andrea, que recien llegada de su natal Uruguay,así ha querido recordar a aquella amiga a quien la violencia viaria puso freno a su vida.

     Cris,Yami,Andy…tres  congéneres con las que tanto he compartido.Entre ello, hasta el gusto de tan humilde como reparador bocata de mortadela sevillana con que la organización ha colaborado para reponer nuestras voluntarias fuerzas.

     ¡Gracias! a vosotras y a todos esos compañeros por vuestra disponibilidad,alegría,sonrisas,complicidad…A las empresas promotoras-AXA Seguros,Antena 3 tv, La Sexta tv, Onda Cero radio,EuropaFM…- por así demostrar que la responsabilidad social es algo mejor,más útil y tangible que un término hoy en boga.A todos los participantes, cuya amable expresión de gratitud ha sido justo pago a tan mínimo esfuerzo que espero volver a hacer en futuras ediciones porque es responsabilidad de todos poner freno a cualquier causa que frene la VIDA.

Evento: 4ª carrera Ponle Freno http://participacionruralviva.ning.com/forum/topics/evento-4-carrer…
Album de imágenes http://participacionruralviva.ning.com/photo/albums/la-iv-carrera-p…