Carta a un hombre que quizá nunca fue niño

SunplusMi querido Javi: 

                             Aunque lo deseo,no espero que al recibo de esta te encuentres bien que,cocinera antes que fraile,sé que estás en una nube de color gris pero…sé que también tienes paz.La paz que tú llevas buscando y has sabido transmitir a quien de tu mano en paz se ha ido y ya en paz descansa.

Mi querido Javi, mi madre  decía que Dios al nacer nos pone en el hombro una cruz pequeñita de espuma del mar. Vamos creciendo, creciendo y la cruz se va haciendo grande como nosotros. Como la llevamos desde siempre, no la notamos o, mejor ,no debemos notarla, pero por desgracia llega un día que decimos ”me pesa mucho, Señor, no puedo”. Se nos hace, no de madera sino de hierro y no es la cruz la que ha cambiado, que sigue siendo de espuma del mar, sino nosotros los que la hacemos terriblemente pesada.

No seré yo quien la contradiga.Mucho menos cuando muy bien sé lo que a ella pesó la suya pero para mí que Dios anda a veces despistado.No sólo escribe en renglones torcidos sino que debe de confundir la espuma del mar con su sal ¿ O quizá será espuma del océano que al batirse nos hace mucho más daño?

No sé,Javi,pero dentro de poco,el 10 de septiembre serán veintidos los años que cumplirás bailando con la vida…y con la espuma del mar en tantos momentos tan pesada para tí como esa vital mochila que por experiencia sé que a algunas personas nos ha robado la niñez.Una niñez que tú casi no has tenido.

A pesar de todo,doy gracias a Dios por esos renglones torcidos que pusieron en mi camino a esos dos guachos castilleros llamados Andrés y Javi.Me las hicistéis pasar canutas ¡vaya que sí ! que a pesar de tener experiencia en calzarme zapatos ajenos, hubo instantes en que no encontraba los vuestros .Instantes duros como aquel en que la fuerza de nuestro forzado abrazo evitó peores consecuencias.Me dolió mucho,he de reconocerlo,pero mucho más que dolor físico e inmediato del golpe al caer,fue de corazón al descubrir la ausencia de la medicina que cura todos sus males. Se llama amor,Javi, y su falta nos convierte en viejos sin darnos oportunidad de gozar como sólo lo hacen los niños.

Yo también sé de ello,Javi. Hace diez años se lo contaba a Andrés en aquellas  rabietas que mi empatía trataba de calmar.Le decía que también yo había tenido mi propia e infantil aldea.Mucho más lejos de un hogar que para mí ya no existía,allá en  el Hogar “Ntra Sra de la Victoria” de Torre del Mar.Un hogar de Auxilio Social y,en pleno desarrollismo, precario en recursos materiales pero mucho más rico en valores humanos que esos otros donde después os conocí y en los que con tristeza descubrí que a veces sí que educaciones y educadores pasados fueron mejores.

Mi querido Javi: no es tiempo de lamentarnos.Hay que mirar y  tirar”palante”. Compartes nombre y paisanaje con castillero valiente .Como él, hay  que seguir bailando con la vida,aunque a algunas personas nos toque muy a menudo también  hacerlo con la más fea. Mi madre, que decía tantas cosas bonitas como sentía aunque tuve muy poco tiempo para escucharla,nos animaba a ver flor en cardo y mariposa en gusano.Pues eso,Javi ¡ “palante” !

 No estás solo, me ha gustado comprobarlo en tus horas duras,apenas unas pocas atrás.Seguiré queriéndolo comprobar en las maduras.Espero y deseo que así lo compartas. 

No te importe caer,errar,rectificar. Itaca es el camino y en él encontrarás personas excepcionales que lo son no porque no tropiecen y caigan en más de una piedra sino porque,valientes, se levantan y siguen “palante” .Personas excepcionales como tú, Javi ¡bendita la hora en que te conocí para aprender de tí !

Que no cunda el desánimo,Javi,y cuando así ocurra, recuerda la paz y la dignidad que has querido y sabido dar a los tuyos siempre  guardando en tu puesto la cabeza tranquila cuando todo a tu lado parecía cosa perdida.

Hoy te he descubierto hombre, Javi y he sonreído pensando en el orgullo que sentirá el que a ti te dio la vida. Sonrisa para él que ya descansa en paz.Para ti, toda la admiración y el cariño de quien una vez cayó contigo y una y mil veces te ayudará a levantar.

Te/os quiere

                                                                                                                Paz 

 

Anuncios

Publicado por

PAZ RISUEÑO VILLANUEVA

Mi aversión,la violencia y las etiquetas;mi bandera la lealtad;mi pasión la libertad;mi afán,el desarrollo-sobre todo del mundo RURAL-mi clave la Educación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s