Mi sueño de una noche de verano

                             Creo en el hombre. He visto

                             espaldas astilladas a trallazos,

                             almas cegadas avanzando a brincos

                             (españas a caballo

                             del dolor y del hambre). Y he creído.

                             Creo en la paz. He visto

                             altas estrellas, llameantes ámbitos

                             amanecientes, incendiando ríos

                             hondos,caudal humano

                             hacia otra luz: he visto y he creído.

                                      de “Fidelidad” Blas de Otero (1916-1979)


           Así que han pasado 21915 días desde aquel 23 de agosto de 1956 en que empecé a ver altas estrellas,como Blas de Otero,yo creo en la paz y en la paz sueño.

           Así que han pasado ochenta años desde aquel 23 de agosto de 1936 en que españas a caballo del dolor,el hambre y el odio arrebataron la vida de aquel a quien hoy debo mi nombre,a él,Manuel Risueño García,regalo mi mejor sonrisa porque yo creo en la paz y en la paz sueño.

           Así que he andado 21915 días con sus correspondientes noches por caminos y veredas;subiendo a cabañas y a palacios bajando-no hay error-sabiendo de mieles y hieles y buscando ver flor en cardo,yo creo en la paz y en la paz sueño.

           Así que mi memoria vital con saudade más sin dolor pasea en esta última noche de mis cincuenta y todos,cuando la luna llena de agosto llega a su perigeo,yo creo en la paz y en la paz sueño.

Sí,creo en la paz y en la paz sueño como creo y sueño…

que un mundo mucho más justo es posible…

que lo que de verdad importa no es si tú o yo tenemos razón sino el que la razón nos tenga a ambas…

que no hay fuerza mayor que la del amor,aunque este no sea necesariamente recíproco y tantas veces parezca doler más que el mismo odio…

que podemos y debemos hacer de ajenas y propias,vidas más amables que no paguen intereses porque por nuestros padres aprendí a no confiar en la herencia de nadie…llevo el desinterés en la sangre y me conformo con lo que Dios me dé cada día…

que la lealtad no es causa manida por la que in illo témpore merecieron títulos villas y ciudades,sino actitud vital que hoy echo en falta tanto como en sobra la mediocridad… 

que el amor no es patrimonio de creyentes ,practicantes y gentes de buenas familias como tampoco lo es de pobres diablos que no pisan el templo ese afán de revancha que,como la envidia,mata

        Creo en la paz,sí,y en la paz sueño que es soñar con un mundo sin envidias que matan…mucho más a quien las deja anidar que a quien,sin buscar más odio que el que le tengan,es blanco de ellas. 

En esta mi última noche de verano en que las estrellas brillan bajo el signo de leo yo sueño en paz y en la paz de días venideros que me quedan por andar ¿qué importa cuantos ni por qué caminos ? ¿qué importan las circunstancias si pequeña,amigo Barney,soy una fiera como defensora de la libertad,de la justicia,de una cultura de paz que sólo-con tilde señores de la RAE-la educación hace posible?

         En esta mi última noche de verano antes de llegar a sexagenaria,así que han pasado 21915 días desde aquel 23 de agosto de 1956 en que empecé a ver altas estrellas,vayan 21915 GRACIAS a la VIDA que me ha dado tanto como la oportunidad de seguir soñando,de hacerlo con mis tres “S” (salud,salero y sonrisas) y hacerlo rodeada de personas a quienes siempre me faltarán días para daros las gracias por ser,por estar,por querer...Para vosotras ¿qué mejor que dejar en palabras del poeta mi sueño de una noche de verano ? 

¡Señor, que todos sueñen!                                                                                                                                     ¡que todos, Señor, piensen en una paz divina                                                                                                          que desciende…

y que asciende!

¡Que la belleza haga 

buenos a todos! 
¡Que la mujer, el niño, el enfermo y el débil
tengan todas las manos a su alivio; 
que el símbolo indeleble 
de la existencia sea el amor! 
¡ Que no tenga hambre nadie,
ni sed, ni frío! 
¡Que todos, Señor, piensen! 
¡Que piensen y amen! 
¡ Que la caridad reine como una mujer viva! 
¡Que las bocas no cesen de sonreir, que no cesen las manos de dar, 
que el corazón de todos se abra, hasta empobrecerse! 
¡se abra,hasta enriquecerse!

¡Señor, que todos sean buenos!, ¡que todos sueñen, 

Señor, que todos sueñen! 

Juan Ramón Jiménez.Nobel de Literatura 1956

 


Imagen ilustrativa:la BB/WW con camiseta obsequio de Yorkijote & Cathinea alusivo a su naturaleza e inspirada en cita textual de la obra “El sueño de una noche de verano” del Bardo de Avon.

Anuncios

Publicado por

PAZ RISUEÑO VILLANUEVA

Mi aversión,la violencia y las etiquetas;mi bandera la lealtad;mi pasión la libertad;mi afán,el desarrollo-sobre todo del mundo RURAL-mi clave la Educación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s