Yo quiero una rosa cada día

«Empoderando a las Mujeres, Empoderando a la Humanidad: ¡Imagínalo!»  

        Lema con que la ONU ha querido conmemorar el Día Internacional de la Mujer 2015 cuando en agosto van a cumplirse los 20 años de aquella Cumbre Mundial en Pekín cuyo objetivo era el reconstruir un mundo en el que cada mujer y cada niña puede escoger sus decisiones, tales como participar en la política, educarse, tener sus propios vivir en sociedades sin violencia ni discriminación.

        Así que han pasado 20 años,habrá quienes vean la botella medio llena.Habrá quienes la veamos medio vacía.

        En estas cuestiones que dicen de feminismo y yo prefiero de justa igualdad de oportunidades, soy de estas últimas porque también estuve en Pekin,Beijing que dirán las siempre políticamente correctas. Beijing 95,mirar al mundo a través de los ojos de una mujer http://participacionruralviva.ning.com/profiles/blogs/beijing-95-mi…

        Por cierto, son las mismas mujeres “egoncias” que allí decían que de las 40.000 congéneres llegadas sobrábamos casi todas porque ellas, las gubernamentales( por cierto con sus gastos pagados por nos-otras) eran las imprescindibles.

        Sí,en cuestión de igualdad de oportunidades yo sigo viendo la botella medio vacía.

        Así la veo cuando en fechas como hoy,8 de marzo, compruebo que el Día Internacional de la Mujer públicas entidades dedicadas a promover la igualdad de género lo limitan a folklóricos eventos como “Viva el vino y las mujeres” “Gala de copla y baile español” “Curso sobre automaquillaje :aprende a sacarte partido”o “Concurso y degustación de dulces”. Eso cuando no se le añade también la florecilla de rigor que pretendiendo ser rosa tantas veces va y se queda en jaramago.

        Entonces voy yo y me acuerdo de la canción de Alberto Cortés.Sí, aquella que tan hermoso dice “te llegará una rosa cada día” http://youtu.be/zZfynwnA6Ks

        Pues eso: no quiero vino, coplas, bailes, dulces ni zarandajas, que mi ocio me lo busco yo y hasta cuando lo hago procuro hacerlo aprendiendo de quienes me pueden enriquecer compartiendo sus humanas sensaciones .Para botón de muestra las imágenes que ilustran mi reflexión.

        ¡Yo quiero una rosa cada día! La quiero tal cual: con su aroma,su textura aterciopelada,su color … también con  sus espinas y su efímera belleza.

        Yo quiero una rosa cada día.Efímera pero auténticamente hermosa como el vivir de quienes mujeres, hombres y viceversa saben que no existe rosa sin espina como tampoco putada sin oportunidad.

        Mujeres y hombres que sonríen a la vida plantando cara a tan injusta discriminación como es la enfermedad.

        Mujeres y hombres que no son toreros-por aquello que dicen de su pasta especial-pero ¡cómo torean!

        Mujeres y hombres que no héroes ni heroínas pero ¡auténtica su fuerza!  

        Mujeres y hombres que no santos pero ¡benditas personas !

        Como ellos,no quiero correcciones ni manipulaciones políticas,no quiero mentiras ni paños calientes ¡Yo quiero una rosa cada día!

Mujeres y hombres los de esta imagen que ante esa “rusca” que al sr. Roncone de “La sonrisa etrusca” volvió tierno plantan cara con ilusión y fé en sí mismos  y ¿a qué esperar al 4 de febrero,8 de marzo u 8 de mayo? unidos un día cualquiera en un lugar cualquiera y con el sabor de una horchata y fartons que no son de horchatería cualquiera así se manifiestan:

No debemos mantenernos neutrales,al menos yo no,no sé hacerlo,no sé hacer un trabajo a medias ni andar de puntillas.Me han enseñado y educado para remangarme y trabajar mucho,repito mucho y muy duro.

Yo iba por la vida como una moto y primero te hundes pero tenía que seguir enganchada a la vida y hoy sigo bailando.

Mucha gente a nuestro alrededor flipa pero ante esta putada te puedes quedar arrinconada o puedes encontrar oportunidad para sentirte mejor.

¿Cómo es posible que el ser humano siga sin entender lo que significa vivir con una enfermedad? Es una carencia clara de educación. Todos vamos a enfermar, todos vamos a morir, pero nadie nos educa para ello y, lo que es aún peor, se oculta.

 No voy a decir que agradezco al cáncer mi cambio pero lo cierto es que me ha cambiado la vida y para bien.

Yo ya estaría muerta porque me dieron 5 años de vida pero las estadísticas están para romperlas.

La paciencia es una virtud pero buscar, formarse e implicarse es una opción de plantar cara a la enfermedad.

Me quede lo que me quede,tengo que vivir la vida.

Se sale siempre reforzado de un cáncer y ahora hasta digo lo que me apetece.

Dios te da el problema y te da la medicina.

 Y llegué para quedarme el tiempo que el cuerpo y la cabeza me dejen, pero no llegué para dejarme arrastrar por la corriente, sino para tratar de mejorar la vida de las PERSONAS

        Diego, Marian, Maite, Salu,Inmaculada, Francisca, Carma, Elisuca, Amelia, Paloma,Víctor, Vicen… ¿quien dijo qué?  y…¿qué importa?  lo que de verdad importa no es el género ni la enfermedad ni el color de la piel o las ideas. Lo que de verdad importa es que no podemos dejar que nada ni nadie nos discrimine.

            Lo que de verdad importa es que no podemos frivolizar por más tiempo convirtiendo el 8 de marzo,4 de febrero u 8 de mayo en efímera flor de un día.

            Lo que de verdad me importa a mí es aprender de vosotros:de vuestra fuerza, de vuestra naturalidad que no resignación, de vuestra alegría,de vuestro gracias a la vida que os ha dado tanto…aunque ello sea una putada que vosotros veis como oportunidad.

           Lo que de verdad importa,sí,es ver flor en cardo y…siempre.Aunque cueste,que más vale.Por eso GRACIAS por tener “Más que ideas” por ir “ASACO” con el cáncer o con cualquier motivo que nos discrimine.Por eso para vosotros,mujeres y hombres  ¡Yo quiero una rosa cada día augurándonos tiempos de ventura !

Anuncios